Los gofres helados en Sant Gervasi (Barcelona) están cada vez más de moda. Esta masa de harina dulce admite todo tipo de rellenos e ingredientes en su superficie. Muchos los comen calientes, otros los hacen en casa y sus amplias posibilidades cautivan a todo el mundo. ¿Sabes su origen? Descúbrelo en esta entrada.

Algunas fuentes indican que los gofres tendrían su origen en la antigua Grecia. Ya en estos tiempos se elaboraba una masa de harina, la cual se cocinaba entre dos placas de metal. Una vez lista, le añadían diferentes ingredientes para mejorar su sabor.

Sin embargo, más allá de este antecedente, los gofres helados en Sant Gervasi (Barcelona) poseen una versión surgida durante la Edad Media. En aquellos momentos se utilizaban dos pesadas placas de hierro candente para elaborarlos, eran portátiles y había nobles que los personalizaban con los emblemas de sus casas.

La versión moderna del gofre, la que comes habitualmente, tiene un origen más cercano. Maurice Vermersch le dio la forma actual y le añadió diferentes dulces durante la Exposición Universal celebrada en la ciudad de Bruselas en 1960. Llamó a su obra Bruselas waffle y logró popularizarlos en tan solo cuatro años, toda una muestra de lo atractivos que resultan.

Hoy en día, este dulce se elabora en diferentes países del mundo y se ha diversificado en múltiples tipos. Los gofres de Lieja, Bélgica, norteamericanos o de Lila son los más conocidos, pero desde hace unos años el gofre estilo Hong Kong está ganando en popularidad con nuevas propuestas que causan auténtico furor.

Como has podido ver, los gofres poseen una gran popularidad y cuentan con antecedentes desde la antigüedad. Desde Bubbwrap Bubble Waffle te animamos a venir a vernos y a que pruebes nuestros gofres. Disfrutarás de los mejores sabores e, incluso, podrás personalizarlos en todo.